Opel Kadett GTE : Avatar

Empiezo este repor del mes agradeciendo de corazón el esfuerzo de mi buen amigo Juan Antonio porque ante la adversidad ,no dudó en seguir hacia adelante con el repor que aunque por un problemilla de radiador , esperó estoico para la sesión de fotos y dejando este repor , no como una historia con final cerrado , todo lo contrario , me emplazó a cuando estuviese el coche al 100% , disfrutar manos al volante de su precioso Kadett .

¡Avatar !, que simpática palabra y como se ajusta : Kadett rojo de calle vs Kadett blanco de rally y a la historia de Juan con el coche y la mía con el rojito.

Siempre pasa lo mismo cuando me preguntan por el Kadett ¡ madre mía hace un siglo que no veo uno de estos ! y es verdad , bueno entre comillas , un siglo no pero mucho tiempo si.

Es un coche exclusivo por su rareza dadas las pocas unidades que llegaron a España,resulta difícil ver uno .Pued la sorpresa de los que lean estas líneas es que verán dos .

Después de años intentando cuadrar agendas ambos dueños , llegó el día .

Yo esperaba en el lugar indicado fumando un cigarro mientras el protagonista del repor entraba en escena . Me quedé entusiasmado , la media sonrisa de mi rostro se hacía cada vez más evidente y una especia de cóctel entre serotonina y dopanina reinaba mi cuerpo ¡ un Kadett gte blanco con preparación para rally! ¡ me encanta ! y como si supiera que mi hierro inerte tenía sentimientos , lo dije en bajito y lejos del rojito , que después estos hierros con alma inerte se hacen notar y para muestra …….

Fría mañana de noviembre , la humedad y el olor a tierra mojada y cereal húmedo entra por la nariz , estamos en la tierra de Quijote y Sancho y de donde el Greco es hijo predilecto , detrás de la historia que nos ampara , ahí estamos nosotros dos con nuestros coches .

El mío , ya lo conocéis , el suyo … una preciosa historia que tan común puede ser para cualquiera de nosotros .

Este coche se compró hace muchos años de Segunda mano a su dueño el padre de Juan Antonio , un enamorado del motor que lo usó casi a diario .

El coche era de un empresario mejicano que lo usaba como segundo coche cuando venía a España .

Estaba como nuevo , guardado en un garaje del Bernabéu y al lado de otro igual con matrícula casi correlativa perteneciente a la mujer de un famoso jugador de fútbol de los ochenta .

Como os decía el coche se usó a diario hasta que el paso del tiempo hizo que las comodidades de los ochenta dejasen paso a los noventa y que un joven piloto se hiciese con el coche para correr en regularidad por tierras lusas y castellano leonesas , el tío de Juan Antonio era ese piloto .

El coche que enamoró a su actual propietario que seguramente esperaba con ganas cumplir los 18 para conducirlo , se alejaba de sus manos ,quién sabe si para siempre .

Pero lo que parecía una historia sin final feliz , giró hasta 180 grados .

El piloto del que hablábamos , dejó el coche guardado , casi olvidado , después de años de emociones sobre el asfalto y exprimir la quintaesencia alemana .

Y como si de un juego de avatares y coincidencias , de karma o como lo queráis llamar , su actual propietario rescató el coche de casa de su tío en Castilla la vieja y como si de rivales se tratase , ahora a Castilla la nueva tocaba volver a disfrutar por sus campos el alemán .

Muchas horas y mucho empeño , dinero , tiempo y jornadas infinitas donde los amigos contribuyeron poco a poco para que el blanco Polar del Kadett siguiese dejando helado a quien con él se cruzase .

Del Kadett que dormía entre algodones en el Bernabéu , poco queda ya , el motor que ahora monta tiene Más potencia , el interior casi desnudo , conserva sus asientos recaro en Velur Chicago y un volante firmado por Sainz y Moya , que aunque no original le va que ni pintado al coche .

Como decía al principio del post , estos coches deben sentir , porque después de meses sin sacarlo justo cuando íbamos a probarlo en carretera , el radiador se hizo notar y de qué manera , pero no hay mal que por bien no venga , estuvimos más tiempo charlando del coche , de los sentimientos comunes y de la obsolescencia planificada de las piezas , jajajjaja ¡se rompían las mismas cosas como si de dos clones se tratasen !

En la espera y mientras se enfriaba el motor tuve la suerte de conocer a Javier , amigo de Juan y aficionado al motor ,que se acercó hasta el lugar con anticongelante poder tener el coche frío hasta que llegásemos al taller .Y al jovencito Javi , hijo de Javier, que con apenas tres añitos miraba con ilusión los coches ¡ fantástico una afición que pasa de padres a hijos !

Ya de vuelta hacía el taller , quedamos emplazados a cuando el coche estuviese bien y probarlo como se debe , Juan Antonio , te tomo la palabra ! Y lo dicho , me encanta tu coche .

Un saludo y dulces rodadas

P.D. Muchísimas gracias tío grande insisto , me encanta tu coche , jejeje

Esta entrada fue publicada en clásico del mes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s