Essex Súper Six : Flashback

Hubo una época en España en la que no era raro ni atípico que los coches tuvieran montado el volante a la derecha .Sin duda eso fue hace mucho tiempo ,tanto que para acordarme de ello tendría que : o tener el pelo cano y un rostro que no escondiese el paso del tiempo o hacer un ejercicio de regresión al pasado . Un flashback .

Teniendo presente las opciones , decidí que para el clásico de octubre resultaba más fácil tocar al timbre de la casa de un buen amigo , un maestro y una gran persona : Don Vivente Pavía ( gerente del museo de coches de cine de Yuncos ) y sacar a pasear una joya de finales de los 20.


Y así fue .Como el que no quiere la cosa nos vimos charlando en un coche muy antiguo .

Subir en un auto de finales de los veinte del siglo pasado , tiene algunas diferencias con los actuales , si bien es cierto el volante , motor y ruedas son un común denominador con los coches actuales obviamente .




La experiencia fue sensacional de principio a fin .

Experimenté  por unas horas , la ardua tarea de conducir un coche sin muchas de las actuales comodidades .

Primero y tras fijarme en como mi mentor conducía el auto sin dificultad alguna ,lo que me resultó raro , atípico , era la posición del volante ¡ a la derecha !.

Una dirección sin ayudas más que la fuerza que el conductor trasladase al volante y tres marchas . 



Sin dejar de curiosear como el niño que soy ,no paraba de fijarme en cada detalle de nuestro protagonista mientras Don Vicente conducía .

Un volante grande , un interior lleno de curiosidades por la simpleza de las mismas como los alza cristales tipo tren o un cuenta kilómetros  con mucha personalidad .Piso de madera , ruedas de radios, un termómetro que marca la temperatura del motor presidiendo el inmenso capot como si del escudo se tratase , asientos mullidos y cómodos  y … la bocina con ese tipo de sonido que imaginarías para un coche de esta época ¡ que sensación tan mágica !.


Al final y después de aventurarnos con el coche por unas pistas que bien podrían parecerse a muchas de las carreteras que antaño recorrió nuestro protagonista por tierras españolas o en origen allá por su América natal , llegamos a un enclave atemporal , perfecta localización para lucir en las fotos  a nuestro Essex que en otro tiempo también ocupó las líneas de otra revista pero en papel . No son extrañas para nuestro Essex súper six las cámaras , está acostumbrado , los platos de cine  y las cámaras de los curiosos que por el museo se dejan caer hacen que el coche brille orgulloso de estirpe .


Tras las fotos , las llaves del octogenario auto cambian de mano , toca pues poner en práctica las enseñanzas de Don Vicente .

Aunque parezca fácil me resulta extraña la posición del volante a la derecha como dije al principio (Fue en los años treinta  cuando según normativa , cambió a la izquierda como conocemos hoy en día ) pero no me da miedo y como un valiente agarré sin dudar el volante del coche .

Tomé  la llave y premio ¿ como lo arranco ? las particularidades del auto me distrajeron mientras mi profesor lo arrancaba y como no estuve atento no me fijé en la posición del bombín que también se las traía .Solventado  esto y después de la carcajada ,toca meter primera y mover el motor de más de dos litros de cubicaje y seis cilindros:

– ” Don Vicente , que no puedo mover el volante ”

– Fernando , mueva  un poco el coche y aprovechando  la inercia no tendrá poroblema.


Y así fue como empezó a caminar , engranamos primera ,segunda , tercera y listo , no hay más marchas .

Vamos como a 50 km/h , la punta del coche no llegará a 90 , sus 55 caballos no estaban pensados para hacer de este coche un deportivo , nunca fue ideado por los ingenieros americanos con esa intención , más bien con la de un coche utilitario .

La sensación al volante y por la carretera que vamos ( pista) es la misma que la de ir montado en un coche de caballos .

El calor aprieta pero la solución de abrir un poco la luna delantera nos da el aire justo para no desfallecer dentro del habitáculo .

El termómetro de temperatura que reina el capot indica una temperatura óptima del motor y lo único que me preocupa es saber que este coche no tiene frenos en el tren delantero ( sólo tenía frenos en el tren trasero , no olvidemos el carácter low Cost del auto ) tampoco hay problema sinceramente no es cuestión de correr , más bien es cuestión de volver al pasado dentro de un coche y vivir la conducción de antaño : flasback .


La aventura llega a su fin pero la experiencia no terminaba  , después de haberme sentido pasajero , conductor ahora toca aparcacoches , un acto de fe que Don Vicente hace conmigo . Se trataba que metiera el Essex de cuatros metros y pico de largo y casi metro ochenta de ancho en el museo entre coches con historia cinematográfica y valor singular , sin dirección asistida y maniobrando entre Buicks e Hispano Suizas , no fui capaz y tampoco quería que nuestra amistad se viese truncada por un exceso de confianza . De modo sensato , tomé las llaves y se las dí a su dueño para tan difícil empresa .Descubrí entonces  otra habilidad innata en mí : la de dirigir maniobras de aparcado de coches y sinceramente tengo que mejorar ¿ verdad Don Vicente  ? Jejeje 


Afortunadamente , Mister Pavía , aparcó el coche sin problema y es que la experiencia ,valga el tópico ,es un grado .

Mil gracias Don Vicente 

Un saludo y dulces rodadas .

P.D. Si os habéis quedado con ganas de ver más de este auto , no dudéis en acercaros al museo de coches de cine de Yuncos , la magia del cine se encuentra en cada rincón del museo .

Para más info pincha abajo :

Museo coches de cine de Yuncos

Esta entrada fue publicada en clásico del mes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s