Audi 100 2.2 E: hermano mayor

Una prueba para constatar que el tiempo pasa ,es ver cómo coches que de pequeño eran nuevos hoy , 26 años más tarde son clásicos y despiertan pasiones o por lo menos curiosidad .
Qué bonito es cumplir años y que los clásicos lo hagan contigo, es sin duda la evidencia de luchar contra las adversidades , salir airoso y continuar con la cabeza alta ” otra batalla ganada “.

Esta ,es la historia de un clásico de lujo que ya empieza a escasear , el Audi 100 , una berlina de lujo de la que todos nos acordamos con su imponente imagen ( muy germana pero con carácter ) y llena de seguridad para lo pasajeros .
Sin duda el azar quiso que en un “brake” del trabajo me fijase en esta preciosa unidad , aunque de noche , la pintura y cromados de su carrocería , reflejaban la tenua luz de la calle . Imposible no curiosearlo por dentro ” sencillamente flamante ” se notaba que el cariño y el mimo estaba presente en cualquier rincón del coche .

   
    
   
No importaba aguantar dos minutos más hasta ver al dueño , deseando que saliese ,cuatro minutos ya me suponían un problema ( jajajaja) y salió , una rápida presentación y las promesa de volvernos a ver me hizo pensar sobre este coche .

Pasó el tiempo y las responsabilidades familiares y laborales nos dieron tregua a Óscar y a mí , pudiendo quedar para la prueba del coche.

Llegó el día , el oscuro color de la carrocería que la noche no dejaba acertar , pasó a un verde botella , elegante pero para mí novedoso ( la pintura es original ) recuerdo este coche en colores metalizados oscuros pero nunca lo había visto en este , sé que no soy el único porque le hice el comentario a su orgulloso propietario y me comentó que no era el primer sorprendido .

   
    
   
Entro en el coche , sobriedad made in Germany , no tiene nada que sobre pero tampoco nada que adorne ,bueno la madera del salpicadero y puertas que le confieren un toque de distinción .

Con sus 26 años se presenta joven sin ningún achaque de la edad , ningún ruido , no quiere acerse notar este grandullón de casi cinco metros de largo , el motor configurado para no sufrir , dos litros y pico de cilindrada que dejan a los 136 caballos galopar  sin cansarse hasta los 200km/h ( aunque con consumos controlados para la época ) sin hacerlos sufrir.

Nuestro  Clasico tiene más de 200.000 km .

La marcha es confortable , el interior , amplio para conductor y pasajeros , pensado como coche de representación , es normal que cuente con ceniceros en las puertas traseras , cortinilla , reposabrazos y un equipo de sonido excelente que permite a los ocupantes de las plazas traseras enchufar sus auriculares para no molestar , climatizador , etc…

Coche seguro , que cuenta con el sistema : procon-ten , que en caso de colisión evitaba que el motor aplastase al conductor , ABS , etc..

Un coche que perfectamente puede competir con cualquier berlina de lujo  actual  sin ruborizarse .

   
    
    
 Su dueño, Óscar es uno de esos héroes anónimos de los que solo nos acordamos cuando nuestra vida peligra , su rostro es posible que ni nos suene , pero seguro que cuando subió por esas escaleras botella a la espalda y cubierto con su equipo ignífugo , corriendo con el único premio de saber que cada segundo que él gane al tiempo es un segundo de vida para el otro , al rescatado si le sonó , tan generoso , que nunca recordarán su cara sino la labor de un equipo.

   
    
    
   
Toca sentarse y charlar café en mano , me cuenta que el coche lo usa y cuida con mimo , su familia es la segunda propietaria y el anterior fue un amigo .

Un Kadett GSI era su anterior clásico y aunque ha tenido coches modernos , descapotables , deportivos , etc … Es un enamorado de los clásicos , capaz de cambiar un equipo de buceo por un vectra primera serie .

  
  
   
   
  

  

  

   
    
   
Como un Hermano Mayor , me orientó sobre aspectos en la vida que me toca descubrir y me recordaba cada vez que emboquillaba un cigarro , lo perjudicial de este .

  
Sin duda un auténtico placer el compartir el tiempo con tan gran persona . Gracias Oscar .

Un saludo y dulces rodadas 

Esta entrada fue publicada en clásico del mes. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Audi 100 2.2 E: hermano mayor

  1. Fernando: Excelente post. Qué maravilla de Audi 100. Está impecable tras casi 250.000 km: pintura, llantas, interiores, cuadro de instrumentos, apariencia inmaculada del motor. Alucinante.

    Un abrazo,

    Miguel

    Me gusta

  2. ZalbaCaldu dijo:

    Gran post, de los que incitan a seguir leyendo y gran Audi. Enhorabuena al autor y al propietario respectivamente.
    Por un momento la vista nos ha engañado y en vez de 247971kms parecía tener 24797

    Me gusta

  3. Jokin dijo:

    Me ha encantado el relato. Yo estoy apunto de hacerme con otro 100 C3 del 89, propiedad del padre de un amigo mío de la infancia. Tras 30 años he vuelto a montarme en este Audi. Para mi tiene un gran valor sentimental. Aunque sea para cogerlo un domingo, no puedo permitir que caiga en malas manos o peor aún, en el desguace.

    Estos coches tienen una calidad y un encanto que ya no se encuentra en otro coche.

    Toda mi admiración al propietario de ese verdolaga tan particular.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s