Renault Clío 16v :coto privado de caza

Corrían los principios de los noventa , unos locos del departamento sport de Renault decidieron “ super vitaminar ” al pequeño y más popular de sus vehículos que se encontraban en catálogo un “ joven aunque sobradamente preparado ” Clío .

Un deportivo compacto que entraba de lleno en el sector de los GTI con un precio más que asequible y que fue cuna de muchos pilotos .

Esta locura que encantó a más de uno ya tenía precedente en la marca del rombo , muchos hemos conocido la saga de los 5 y súper cinco por no hablar de modelos anteriores .

Un tamaño reducido un peso ajustado aderezado de un potente 1.8cc daba una relación peso potencia espectacular , capaz de volar en las manos de algún inexperto .

Divertido , ratonero y practico para el día a día .

Un cinco plazas que igual te valía para llevar a los niños al cole o ir a trabajar que disfrutar de unos tramos de curvas el fin de semana , diversión asegurada y mantenimiento sencillo por poco dinero ( si tenemos presente al resto de su competencia ).

La unidad protagonista de nuestro artículo , es un 1.8 16v de 140 cv , un Fase I de 1991 sin catalizar ,un kart divertidísimo y en un estado de sobresaliente cuyo propietario , Raúl, lo mima y disfruta en los ratos libres que sus responsabilidades laborales le deja , como si de una terapia de mindfulness se tratase .

El cómo llegó este auto a las manos de su dueño , es simpática historia : Raúl , un ingeniero informático al que con 14 años ya destripaba el motor de su moto HM de 49cc sin apenas conocimientos y con la técnica del ensayo error ( sin duda una técnica de la cual hemos abusado más de uno y no siempre con buen final , jejeje) empezó a sentir un hormigueo por esto del motor .

Pasaban los años y con la mayoría de edad ya en su carnet de identidad y el derecho que da para estrenar carnet de conducir , una “L” reinaba la luna trasera de su …. ¿ Renault Laguna ? Así es , algún día haré un repor sobre nuestros primeros coches de consultor novel .

Siguiendo con la historia , nuestro simpático aficionado , fue ahorrando y cada vez más , conduciendo coche con más estirpe y más propios de un JASP , hasta que un día por cosas de la vida , se cruzó delante de él esta maravilla gala , que además era del mismo Año en el que nació ( que pasada el coche tiene la misma edad que su dueño ) ,era el momento , y un trueque con un Alfa GT del 2007 fue el detonante por el que hoy Raúl ,mima y disfruta del pequeño Renault que tiene desde hace muy poco .

El coche está en un estado de conservación bárbaro , cuando me senté en él y tomé las llaves para empezar la prueba , un defecto profesional que es echar un vistazo rápido al coche , me quedé sin palabras , ¡sencillamente impecable ! Luego pensé ¡ me voy a divertir y vaya si lo hice ! Las curvas del trazado que elegimos no paraban de sacarme esa media sonrisa pícara de disfrute pero eso sí , con cabeza , que se tarta de disfrutar y hay que ser consciente que el coche tiene 31 años y los que le quedan .

Dirección sin asistir , Volante cómodo y un ruido del motor cada vez que subía de vueltas que sonaba como una melodía para mis oídos .

El coche está cuidado y mimado hasta el más pequeño detalle , aunque la base era muy buena , su propietario ha ido sustituyendo las piezas de desgaste y mejorando con piezas originales partes del coche .

252.000km reza el cuadro , pero en verdad nadie lo diría .

Tras parar para la sesión de fotos y puesta en común de la condición del coche ,

Su dueño me empieza a enseñar las mejoras hechas , manguitos , tubos , etc… , un motor impresionante que ocupa el vano motor y muestra sus genes en la tapa de balancines .

Materiales de primera de un coche de rally , frenos , juntas , gomas , cableado y conexiones , propios para disfrutar en un simbólico coto privado de caza de grandes súper turismos y majestuosas berlinas de representación ,y de repente …. La esencia del utilitario , que no puede negar sus orígenes de coche funcional : el gato para cambiar la rueda de repuesto en un rinconcito del vano motor al lado de la luna delantera .

Sin duda una pasada de cochecito , en una compañía excelente , un gran coche en un pequeño tamaño , diversión asegurada .

Un saludo y dulces rodadas .

P.D : Raúl , muchísimas gracias por tu tiempo y por dejarme disfrutar del pequeñín , que divertido es y que buen conservado .

Ah , se me olvidaba el otro compacto compañero de garaje del Clío es un golf R32 , al final parece que lo de la moto Caló .

Jejeje

Esta entrada fue publicada en clásico del mes. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s