Dodge Mónaco 500 : born in the U.S.A

Muchos son los coches americanos que representa el espíritu Yankee : la tierra de las oportunidades .Grandes carreteras , coches larguísimos , motores ruidosos y de alto cubicaje , cómodos como un salón y llenos de pequeños detalles que tanto gustan .

Cierto es que está idea de antaño , poco a poco torna a vehículos eficientes , menos musculosos y montan arrogantes , pero mientras tengamos coches americanos Made in Usa de los tiempos en los que Detroit era cuna del motor , seguiremos disfrutando de esos coches duraderos casi irrompibles donde el principio de la obsolescencia planificada , era sólo una idea de los libros de ciencia ficción .

La unidad que hoy ocupa estas líneas es un precioso Dodge Mónaco 500 Coupe , de principios de los sesenta , una rara unidad en Europa que cosas de la vida , se importó desde Brasil a España por deseo de su dueño , un poderoso empresario español, hace ya unas cuantas décadas .

El coche , el cual necesitaba algo de cariño , terminó en el taller del artesano del motor , entusiasta y amigo , además de piloto Jorge López Sebastián para una restauración completa .

Tapicería , pintura, motor y un largo etc.. hasta dejarlo como hoy lo vemos .

Era tanto el cariño que su restaurador sintió por él , que en el lecho de muerte de su dueño , este se lo regaló (preciosa fue la historia que me relataba Jorge sobre este hecho mientras conducía el coche y yo de copiloto escuchaba atento imaginándome aquello )

Después de la anécdota de cómo llegó este coche a su garaje , yo , como el pupilo que aprende de su maestro , no paraba de tomar notas en mi cuaderno : que si el coche fue de los primeros en usar frenos de disco , que si el motor V8 de más de seis mil centímetros cúbicos , los casi 6 metros de largo , o de la exclusividad de ser probablemente la única unidad en España en este estado , hacían que cada vez disfrutase más de este coche , solo nos faltaba la música country en la radio y kilómetros de recta ( bueno o el Born in the U.SA. del amigo Bruce , que aunque de los 80 a mi me gusta más )

Tras un larguísimo letargo quiso el azar que Jorge , volviera a la vida a este grandullón después de años parado y guardado con mimo . Una puesta a punto sencilla y ahí estaba , reluciendo el oro de su carrocería tras un rápido paso por el centro de lavado .

La silueta del auto el preciosa y a decir verdad , es una pasada como su dueño y restaurador , maneja el coche a sus anchas callejeando por calles en las que en más de una ocasión temí por la integridad del coche , jamas la de los ocupantes ( aquello es como un acorazado , ja ja ja ) pero la pericia al volante de Jorge , se nota .

Dentro el coche está lleno de detalles que hoy no los vemos prácticos pero sin duda en él momento eran novedosos : para empezar el cinturón de seguridad , que retráctil , está escondido casi en el piso del asiento , interruptores para todo y con esa estética de nave espacial que tanto gusta .

El salpicadero es auténtico diseño que quién sabe si el día de mañana veremos en alguna performance de algún museo contemporáneo .

Detalles cuidados y hechos para durar , las luces de cortesía en el pilar B , o el trabajo y gusto por el detalle de los fabricantes mimando la forma de los asientos o los guarnecidos de las puertas , creedme si os digo que es el detalle elevado al lujo , pero siempre interpretado por un equipo de construcción y diseño americano ( nada que ver con un coche europeo de la época , es sencillamente otro concepto)

Mientras yo ,como ratón de biblioteca buscaba la utilidad de los botoncitos ( no puedo evitarlo , el niño que llevo dentro aflora cuando monto en un coche así ) Jorge seguía dirigiendo semejante portaaviones con toda seguridad cual almirante de los ejércitos .

Sin duda una mañana maravillosa llena de anécdotas y con mucha ilusión de ver a mi buen amigo después de todo este tiempo , como el coche que conduce : resistiendo el paso del tiempo como un valiente .

Jorge , amigo , mil gracias por tu tiempo y sabiduría .

Un saludo y dulces rodadas

Esta entrada fue publicada en clásico del mes. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Dodge Mónaco 500 : born in the U.S.A

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s